Aparatología estética profesional, los tratamientos especiales para regenerar pieles maltratadas

Se acerca ya la primavera y ese esperado aumento de la temperatura, que nos permite librarnos de una vez por todas de los abrigos y lucir nuestra maravillosa figura. Sin embargo, el final de la etapa invernal nos ha dejado huella en la piel, que se ha resentido considerablemente por los efectos de la climatología. Por esta razón, queremos comentar con nuestros clientes algunas opciones en tratamientos faciales y corporales basados en la Aparatología.  A continuación les describimos algunos de ellos para que conozcáis cómo funcionan y de qué modo os pueden favorecer:

Mesoterapia: ejerce una potente acción anti-oxidante

Una de las sustancias activas que se introducen en los tratamientos de Mesoterapia es la Vitamina C, especialmente indicada cuando estos se realizan en invierno y con la que se obtienen resultados visibles desde la primera sesión.

¿Cómo actúa la vitamina C en la piel?

Químicamente, esta vitamina actúa como factor en varias reacciones de hidroxilación y amidación, transfiriendo electrones a las enzimas que proveen equivalentes reductores. Además, participa en la síntesis de Carnitina. En la práctica, y para que nos entendamos, ejerce unas funciones imprescindibles en la síntesis de colágeno, una proteína fundamental del cuerpo, ya que forma parte de la estructura del tejido conjuntivo, como la piel o el cuero cabelludo, entre otros.

Todos esos factores externos además de otros como la menopausia, provocan que la producción de colágeno vaya disminuyendo a causa del estrés oxidativo (o excesiva producción de radicales libres). La vitamina C en los procesos de mesoterapia ejerce una potente acción antioxidante, por lo que logra disminuir los radicales libres que provocan el envejecimiento de la piel. Por otra parte, tiene una acción tonificante por estimulación de los fibroblastos (células que forman parte del tejido conjuntivo y principales responsables de la síntesis del colágeno y de la elastina).

Radiofrecuencia: mejora el tejido subcutáneo y rejuvenece la piel.

La radiofrecuencia es un tratamiento de uso terapéutico que posee múltiples aplicaciones para estimular eficazmente la regeneración de la dermis dañada.  Entre sus ventajas destaca la formación de nuevo colágeno en la piel, mejora la circulación del tejido subcutáneo y rejuvenece el aspecto de la superficie cutánea.

El procedimiento consiste en una serie de pulsaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético del tejido celular subcutáneo. Mediante esta técnica, se aplica energía a través de la superficie de la dermis, mediante un calentamiento profundo y controlado, que estimula la piel para regenerarse en un menor periodo de tiempo.

Micro-dermoabrasión: recupera la calidad de la piel

El tratamiento de micro-dermoabrasión ayuda a atenuar las arrugas, el endurecimiento y el envejecimiento de la piel. Contribuye a difuminar las líneas de expresión atenuando las marcas en la piel. Por otra parte, estimula la circulación sanguínea en nuestro rostro.

Está indicado para los diferentes tipos de piel, incluso aquellas con alta sensibilidad, y es un tratamiento muy seguro. Sus efectos son visibles desde la primera aplicación, ya que ayuda a reconstruir la dermis, obteniendo una sensación tersa y sana en la superficie de piel.

No dudéis en solicitar una cita con nuestros profesionales de Estética, será un placer aconsejarles acerca del tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades.

Para concertar citas llame al teléfono 915 75 68 37 o directamente en nuestro centro ubicado en la calle Nuñez de Balboa, 95, en el Barrio Salamanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!